miércoles, 14 de diciembre de 2016

Primavera de los Cuerpos

Cadáveres de sueños imposibles encadenados a una cama, fantasías que florecen con la fuerza de una primavera efímera y excitante, a la vez que las brasas de un fuego que nunca ardió se ahogan sin opción a ser socorridas.
Tablones que se retuercen mientras tres almas confundidas vagan a través del edén de una fiesta  asolada por el paso de dos eternas horas.
En el que chupitos de bromas que esconden realidades idealizadas, copas de inocentes juegos de trasfondo erótico y ladridos silenciosos desesperados por un sorbo de pasión son los únicos restos que quedan de aquel perpetuo crepúsculo que difícilmente podrán olvidar.