martes, 15 de septiembre de 2015

Una persona gris

  Su corazón se tornó en piedra cuando la primavera decidió saltarse las estaciones para refugiarse en el frío invierno. Sus mejillas, ayer pétalos de rosas, ahora pálidas y mojadas. Sus ojos inertes, reflejo del alma que ha muerto en su interior.
 Una persona gris para el montón de corazones rotos.